Monday, December 31, 2007

Muere el 2007, ¡viva el 2008!

Pues eso, un año más que ha transcurrido entre cambios y convulsiones internacionales (hay que ver como ha estado la cosa de movida), nacionales (aquí tampoco nos hemos estado quietos), municipales (¡ay! esa M30) y personales (mejor no hago la lista que me asusto).
 
La conclusión de este año que termina... muy simple, que el tiempo no se para, es un desangrarse continuo, inapreciable si te detienes en el minuto ese libre que tienes antes de que te toque en la cola del médico, pero apocalíptico si se te ocurre practicar el insano deporte de mirar atrás, a las lejanías de las Navidad del 2006/2007. 

Somos el parpadeo de una inapreciable efímera en medio de un universo al que se la pelamos cantidá. Valga como referencia esta joya, la escena final de 2001, pero con una perla añadida, banda sonora de pink-floyd.




Es el fin, se acaba nuestro tiempo, ¿o no? ¿es el tiempo línea, como creemos aquí en occidente, o da vueltas sobre si mismo?, ¿cada muerte es el fin de un ciclo y el inicio de otro?

Preguntas sin respuesta.

Feliz 2008

3 comments:

PROFESOR COCCA said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Alejandro Caveda said...

Yo prefiero quedarme con esa reflexión final que tenía Pickard al final de "Star Trek: la nueva generación": el tiempo es un compañero fiel que está con nosotros en los buenos y malos momentos de la vida. Pues eso, bievenido sea el 2008 y que deje el listón muy alto. Salu2 y un fuerte abrazo.

Alejandro Caveda said...

Con cierto retraso pero viva el 2008, también, y esperemos que sea mejor que el 2007, me alegro de verte en forma aunque se echa en falta que actualices más a menudo, salu2