Friday, June 09, 2006

Mal despertar

Me acosté anoche en un estado de Derecho (más o menos) y me he levantado esta mañana en una sucursal político-informativa de los EEUU. Eso me ha parecido esta mañana leyendo las noticias de la prensa. Un cazabombardero americano ha bombardeado una reunión de miembros de Al Qaeda (que todavía no sé por qué no escribimos Al Kaeda, que se entiende mejor) y ha matado a Al Zarqaui y a varios otros más. Bien, parece decir la prensa, algunos periódicos casi textualmente.

No sé, será que soy un titismiquis pero a mí no me parece que juicio y condena deban ir todos incluidos en el mecanismo de guiado de un misil de última generación. ¿Qué diferencia moral hay entre un atentado con bomba y un misilazo? Ninguna, la diferencia es tan solo tecnológica, y la tecnología nunca ha dado otra cosa que superioridad física y a veces ni eso.

Parece que vamos asumiendo, siquiera subliminalmente, las tesis neoconservadoras. Guerras preventivas, pasarse por el forro cualquier legalidad, tanto interna como, por supuesto, externa; detenciones sumarias, centros de detención y tortura, manipulación informativa, etc.

Todo esto ha pasado ya en muchas ocasiones en la historia, esa que los mismos neocons dicen que ha llegado a su fin (o eso quisieran, ahora que mandan ellos), y desde luego no son momentos de orgullo para el ser humano: Stalin y Hitler, por poner solo dos ejemplos, tenían esa mala costumbre también.

Lo realmente preocupante es que ya parece algo normal, algo, incluso aplaudible: se han cargado a un hijo de puta, vale, genial. ¿Quién decide que era un hijo de puta? El mismo que se lo ha cargado. En este caso puede que tenga razón y que sea fácil demostrar que el "angelito" de Al Zarqaui es un asesino sanguinario. Pero de "ser fácil de demostrar" a "no hace falta demostrar" hay la misma final línea que separa una justicia independiente de los campos de concentración y el poder político sin trabas de los peores sistemas totalitarios.

Y , para rematar la faena, en los periódicos encadenan la noticia con la bajada del precio del petróleo. ¿Qué quiere decir esto, que cuando la OPEP decida restringir la producción bastará con cargarse a alguien para que se acojonen y la cosa baje? Pues sí que estamos bien.

8 comments:

Javier Esteban Gayo said...

Lo del precio del petróleo ha venido más bien por que los compradores veían que con al Zarqaui desaparece un factor de inseguridad, no por miedo de los productores. Pero vamos, que en seguida volverá a subir...

Pily B. said...

En realidad, Edu, creo que nunca salimos del campo de concentración.

J.Fidel said...

Como decía el maestro Alan Moore "¿Quien vigila a los vigilantes?". ¿Alguien cree que algún estado del mundo puede sancionar al gobierno de los EEUU por no respetar los derechos humanos? ¿y detener y llevar a los tribunales internacionales a Bush por genocida?

Edu said...

Javi: Sí, pero identificar una acción que yo creo reprobable, tan directamente con una consecuencia chunga, no sé, me huele mal, no sé si tendré hipersensibilizado el detector de conspiraciones.
pily: Bueno, ya sabes lo que dice Chomsky, las democracias occidentales no usan métodos tan burdos de control como las dictaduras, usan campos de concentración, sobre todo, informativos.
fidel: Lo que estaría bien, es que, una vez denunciado Bush en el tribunal de la Haya, que no pudiera en su vida, viajar a ningun país del mundo por si es arrestado. Ya solo eso, lo vería como un enorme triunfo, pero no caerá esa breva.

Jean Mallart said...

Saludos, grandullón. :-)

Es triste, pero es así (o eso creo, y a estas alturas ya no hay quien me baje del burro):

Hace siglos que, en España, el poder ejecutivo y el judicial hacen la vista gorda ante la rebeldía pertinaz de los poderes fácticos (cuando no es su cómplice o forma connivencia con ellos), convirtiendo en papel mojado las leyes cuyo cumplimiento estos prefieren evitar.

No debe sorprendernos descubrir, a estas alturas, que este es un estado de derecho sólo de jure y no de facto.

A lo más que puede aspirar el ciudadano, en estas condiciones, es a patalear un rato de vez en cuando. :-))

Edu said...

Muy buenas y bienvenido a la guarida :)

¿Sabes qué es lo peor? que hasta tienen en cuenta nuestras pequeñas disidencias y les da lo mismo, los grandes números les salen estupendamente y no hay ni que combatir la herejia de los pocos descarriados que hay.

Anonymous said...

Estooo.. ese señor es un terrorista confeso, que incluso ha aparecido en comunicados amenazando y reivindicando crímenes masivos. No sólo es un asesino reconocido, sino que además es una amenaza contra las vidas de miles de personas. Pregunto: si no tienes forma de detenerlo para juzgarlo, pero sí tienes la posibilidad de acabar con él directamente, ¿qué opción recomendáis? ¿Dejarle seguir con sus planes porque "somos los buenos y no usamos esos métodos"? Pues lo lamento, pero yo no sólo aplaudo lo que han hecho, sino que por la seguridad personal de los mios lo exijo. Ojalá acaben de igual forma con Bin Laden.

Edu said...

Veamos: Si no tienes posibilidades físicas de detenerlo ¿entonces para qué se ha invadido Irak? ¿no han ganado la guerra, no controlan el territorio?
En cuanto a lo otro, tú mismo lo dices, si optas por no ser de "los buenos" con tal de acabar con un terrorista, entonces eres de "los malos" los que asesinan, matan y torturan para obtener sus propios fines y sin tener en cuenta legalidad ninguna, o sea, otro terrorista.
Ah, claro, que se me olvidaba el léxico. Los malos son terroristas, pero si otros usan sus métodos entonces son luchadores por la libertad. Perdón por el error.

P.D. Por cierto, es el último post que respondo a alguien que no se identifica, eso de hablar con un encapuchado informático me pone pelín nervioso.